Despedida del Obispo-Electo como Rector de Santa María Magdalena

 

El domingo de Resurrección, 16 de abril de 2017, el Obispo-Electo Rafael Morales concluyó su ministerio como Rector en la Parroquia Ayudada Santa María Magdalena. Se efectuó la entrega del Templo al Guardián Mayor, Johnny A. Rivera Guevárez y al Rvdo. P. Luis Guillermo Rivera, quien servirá en la Parroquia como como Rector Interino.

 

El Guardián Mayor de la Parroquia, Johnny A. Rivera Guevárez, le escribió la siguiente carta al Obispo-Electo:

 

Hoy, en la Pascua damos otro paso más en nuestro caminar. Nuestro siempre Padre Rafael también da un paso más en su caminar.

 

Años atrás Dios le llamó a servir, le dio un talento y fue ordenado Diácono. Y vio Dios que su talento era bueno y lo multiplicó. Como recompensa, Dios le dio otro talento y fue ordenado Sacerdote para representar a su Hijo, y continuar la obra en su Iglesia. Llegó a nuestra feligresía, sembró su semilla y fue tan buena que comenzó a cosechar parte de sus frutos. Y vio Dios el buen resultado del trabajo con los talentos que Él le dio. Así, una vez, más el Señor le dio un nuevo talento y fue elegido por el Espíritu Santo para ser nuestro Obispo, el Buen Pastor para su Iglesia.

 

Lo que es una tristeza para nuestra feligresía, pues nos separamos temporalmente de un amado sacerdote; resulta una gran alegría y esperanza para la Iglesia, pues sabemos que recibe a un gran Obispo. Confiamos que, del mismo modo que el Padre Rafael ayudó a renacer nuestra comunidad; así también, el nuevo Obispo Rafael nos guiará, como el Buen Pastor, al Renacer de nuestra Iglesia Episcopal Puertorriqueña.

 

Johnny A. Rivera Guevárez

Guardián Mayor Parroquia Ayudada Santa María Magdalena